abanicoEs muy raro, rarísimo.

He soñado que iba en un monovolumen con Ortega CanoFarruquitoCarromero y Esperanza Aguirre. Yo conducía. Esperanza Aguirre me decía “¡Pero písale más gilipollas!”. “No le ponga nervioso señora Aguirres” decía Farruquito . La llamaba Aguirres, no sé; Aguirres. “Tú te callas gitanillo, a ver si te voy a meter un puro” Carromero decía no sé qué de Zapatero y Ortega iba muy agustito entre los dos jóvenes. “ Hablando de puros; yo tenía por aquí uno” dijo el torero. En la parte de atrás se veían las carnes de un cuerpo blanco rosáceo, fofo, pero no veía más, no sabía a dónde íbamos, ¿lo de atrás era un muerto? ¿íbamos a deshacernos de algún cuerpo? ¿Habré atropellado a alguien?
Yo los veía a los tres por el retrovisor, Carromero, Ortega y Farruquito. Y cuando miré a la derecha, la señora Aguirres estaba de cuero, taconazo y látigo… El susto fue tremendo, se nos cruzó un ciervo y dí un volantazo, Aguirres salió por la ventana cagándose en la puta. Llegó la ETA y un tal Gürtel se ofreció para organizar un acto para firmar la paz. Se escuchó el grito de La Señora: ¡Me voy a liar a hostias! ¡Dónde cojones está Paco! Ortega daba palmas porque seguía tan a gustito el hombre, Farruqito zapateaba. De entre unas zarzas salió un hombre desnudo blanco rosáceo y fofo diciendo que le escocía el fistro. Era Marhuenda.“¡Coño Paco! ¿Qué estás haciendo con mi puro? dijo Ortega. Luego apareció alguien con un catering de Arturo Cantoblanco diciendo que Esperanza Aguirre había ido a sacar pasta pero que creían que había cogido el coche del tal Gürtel. Carromero dijo que a lo mejor por eso se dio a la fuga.

Tengo ganas de que asiente el tiempo, las humedades se me agarran a los huesos y paso muy malas noches.
¿Quién es Johnny?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website